jueves, 23 de mayo de 2013

Maternidad de la A a la Z: P de Paciencia


La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algún bien.

En la maternidad es algo imprescindible, tanto que con el paso del tiempo nos sacamos un master. Los peques van pasando por varias fases, unas veces buenas y bonitas y otras no tan buenas, en las que los cogerias y los escañarias,jajaj

Hay madres y padres que solucionan el "mal" comportamiento de los pequeños con un cachete, pero merece la pena?Es realmente necesario educar asi?...Mi opinión es que NO...hay que tener paciencia y temple, saber que con lo que estas lidiando es un bebe o pequeño al que debes educar y no creo que sea la solución para enseñar que algo que no es correcto, usar la violencia.

La paciencia es una gran compañera en momentos en los que no sabes como actuar, yo al principio me alteraba cuando mi pequeña lloraba y no sabia que hacerle, y me fui dando cuenta que eso la perjudicaba aun más y no paraba de llorar, ahora tengo más paciencia, más madurez, y dándole mimos y calma, enseguida se le pasa todo.

Consejo sabio: PACIENCIA MUCHA PACIENCIA...QUE ES LA MADRE DE LA CIENCIA


13 comentarios:

  1. Un cachete no es la solución.
    La solución es la paciencia para saber sus inquietudes y paciencia contigo mismo para poder reconducir las conductas que no son buenas.

    Salu2, y paciencia!

    ResponderEliminar
  2. El cachete es el fracaso y la vía más fácil cuando uno se queda sin recursos. Con PACIENCIA uno aprende a apartarse y a buscar soluciones más efectivas, y sobre todo, más ejemplares. Pero niña... cuesta, ¿eh? MUUUUUUUUCHO.

    ESCAÑARíAS?, jajajajaja No lo había oído nunca, buenísimo!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Nieves y Moisés el cachetazo además de mostrar nuestro fracaso no es la solución. Por otra parte, por qué no ponernos en el lugar del otro. O es que acaso nos gusta que nos cacheteen? No. Y si no nos gusta por qué tendríamos que aplicarlo?
    Para mí, la violencia de cualquier índole nunca es la solución sino el problema.
    Me gusta la definición de paciencia. No es fácil armarse de paciencia pero hacemos todo el esfuerzo no? Y yo creo que así veremos los frutos en el futuro.

    Un beso grande desde mi Buenos Aires querido

    Muriel y yo

    ResponderEliminar
  4. La paciencia es lo que pido cada año a los Reyes Magos, jejeje vaya si me cuesta. Mis hijas son las únicas que me enseñan a tener cada día un poco más. Y las que me la agotan con más facilidad. Bueno, no, los conductores impacientes me impacientan mucho más, jejeje.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Un cachete no es la solución!!!! La solución es tener paciencia y enseñar a nuestros hijos a tenerla!!! Ellos son niños, no quieren desesperarnos!!! somos nosotros a aprender a controlar nuestro estado de ánimo.... no es fácil, pero es necesario!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. COINCIDO AL 100% CON TODOS VOSOTRAS/OS!!!!gRACIAS POR COMENTAR!!!BESOS!!!

    ResponderEliminar
  7. Hay veces que falta la paciencia, y todo parece un despropósito, qué importante es!!

    ResponderEliminar
  8. A veces, en determinados momentos, la paciencia parece que nos ha abandonado. Yo he aprendido a contar hasta 10-20-30..... para tranquilizarme y ver las cosas de otra manera. Los hijos son lo mejor del mundo, aunque hay veces que nos desbordan. Pero siempre, siempre, el respeto

    ResponderEliminar
  9. A veces me sorprende la paciencia que he llegado a adquirir. Antes era paciente, sí, pero es que ahora lo soy mucho más... Respirar profundamente, contar hasta 10, ponerse en el lugar del niño e intentar comprender el porqué de su reacción... todo eso ayuda, todo eso aumenta nuestra paciencia. Paciencia que, por otro lado, hay que fortalecer día a día. Nuestros hijos lo agradecen.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. El cachete no soluciona nada, es solo una forma de desfogarse, y puestos a desfogarnos, mejor darle un puñetazo a una pared y hacernos daño solo a nosotros mismos, no? jeje
    Santa paciencia!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Sin orgullo puedo decir que antes no le tenía paciencia a muchas cosas. Y créeme, eso no ayuda. Al final, la que hace hígado es una y no la gente que te hace perder la paciencia.
    Lo bonito de esa paciencia hacia los hijos que desarrollas con la maternidad es que te ayuda a ser paciente también con el resto del mundo. Tenemos que dar el ejemplo no?

    ResponderEliminar
  12. Mi generación ha sido la de esos cachetes. Recibirlos, digo. En mi caso muy pocos la verdad. Ahora miro al saltamontes y no veo necesidad ninguna. Cero. Ya sólo con apartarle se coge un berrinche el pobre!

    ResponderEliminar

NO SEAS VERGONZOSA/O!!!SE QUE ESTÁS DESEANDO COMENTAR,JEJE